Buscar

Té y lactancia materna: resuelve todas tus dudas

Tabla de contenidos

El viaje de la lactancia está lleno de amor, y a veces, dudas y preguntas. Entre estas, la relación entre el té y la lactancia es una preocupación común. En este artículo vamos a resolver todas tus dudas sobre las cantidades de teína encontradas en distintos tés y las recomendaciones para madres lactantes a la hora de consumir este preciado brebaje. 

El consumo de té durante la lactancia

La recomendación es que las madres lactantes no consuman más de 200-300 mg de cafeína al día.

El té contiene teína, así que al igual que el café, contiene cafeína, aunque en menor cantidad. Los tés también contienen otros compuestos que pueden pasar a la leche materna. Es aconsejable limitar el consumo de té negro y té verde a 2-3 tazas al día. Los tés de hierbas pueden ser seguros y beneficiosos durante la lactancia, pero es fundamental investigar y consultar con un profesional de la salud antes de su consumo.

La cantidad de cafeína puede variar dependiendo del tipo de té y cómo se prepara. Consulta nuestro artículo sobre los galactagogos y descubre como algunos tés pueden ayudar a tu producción de leche.

¿Qué es la teína? ¿Es igual que la cafeína?

La teína es otro nombre para la cafeína cuando se encuentra en el té. En realidad, «teína» y «cafeína» son términos que se refieren a la misma sustancia química, la 1,3,7-trimetilxantina.

El uso del término «teína» proviene de un error histórico en el que se creía que la cafeína encontrada en el té era un compuesto diferente a la cafeína encontrada en el café. Sin embargo, estudios químicos posteriores confirmaron que son la misma sustancia.

La cafeína (o teína en el té) es un alcaloide que actúa como un estimulante del sistema nervioso central, lo que puede resultar en una mayor alerta y reducción de la fatiga. Sin embargo, es importante recordar que aunque el té y el café contienen la misma «cafeína», los efectos en el cuerpo pueden variar debido a otros compuestos presentes en estas bebidas, como la L-teanina en el té, que tiene propiedades relajantes.

¿Cuánta cafeína contiene el té?

Aquí tienes una idea general del contenido de cafeína en diferentes tipos de té:

  • Té negro: Este té, que se fermenta completamente, suele contener la mayor cantidad de cafeína de todos los tés, con alrededor de 40-70 mg de cafeína por taza.

  • Té verde: Este té, que no se fermenta, suele tener menos cafeína que el té negro, con alrededor de 20-45 mg por taza.

  • Té blanco: Este té, que se hace de las hojas más jóvenes y brotes de la planta del té, tiene alrededor de 15-30 mg de cafeína por taza.

  • Té oolong: Este té, que se fermenta parcialmente, tiene un contenido de cafeína entre el té verde y el té negro, con alrededor de 30-50 mg por taza.

  • Té matcha: Este té, una forma de té verde que se tritura en polvo, puede contener alrededor de 35 mg de cafeína por gramo.

  • Tés de hierbas: La mayoría de los tés de hierbas no contienen cafeína. Sin embargo, algunos tés de hierbas pueden contener otras hierbas o ingredientes que tienen efectos estimulantes.

Es importante recordar que estos son promedios y el contenido de cafeína puede variar dependiendo de factores como el tiempo de infusión y la temperatura del agua.

¿Se puede tomar té matcha durante la lactancia? ¿Es mejor que el té verde para las madres lactantes?

El té matcha es una forma de té verde que ha sido molido en polvo. Al igual que el té verde, contiene cafeína, pero en cantidades más altas. Esto se debe a que, cuando se bebe té matcha, se consume la hoja entera, no solo su infusión.

Los niveles de cafeína en el té matcha pueden variar, pero en general, una porción (1 gramo o 1/2 cucharadita) de té matcha contiene alrededor de 35 mg de cafeína. Si comparamos esto con una taza típica de té verde que tiene alrededor de 25-29 mg de cafeína, podemos ver que el matcha tiene una concentración más alta de cafeína.

Por lo tanto, si bien el té matcha contiene una serie de antioxidantes beneficiosos y ofrece varios beneficios para la salud, las madres lactantes deben ser conscientes de su mayor contenido de cafeína. Así, al igual que con el café y otros tipos de té, se recomienda moderar su consumo. Puedes disfrutar de una taza de té matcha al día, pero si planeas consumir más, te recomendamos hablar con un profesional de la salud.

En cuanto a si el té matcha es “mejor” que el té verde para las madres lactantes, realmente depende de factores individuales. El té matcha tiene más cafeína y también más antioxidantes en comparación con el té verde. Por lo tanto, si buscas un impulso adicional de antioxidantes y no te preocupa la cafeína adicional, el té matcha puede ser una buena opción. Sin embargo, si estás intentando limitar tu ingesta de cafeína, podrías preferir el té verde.

¿Puedo combinar té y café durante la lactancia? 

Sí, se puede combinar el té y el café durante la lactancia, siempre que se tenga cuidado de no exceder la cantidad diaria recomendada de cafeína.

La cafeína es el componente principal a tener en cuenta en ambos, té y café. Como se mencionó anteriormente, se recomienda que las madres lactantes no consuman más de 200-300 mg de cafeína al día.

¿Cuáles son las dosis recomendadas de ambos?

En términos de café, esto se traduce aproximadamente en 2-3 tazas de café al día, dependiendo de cómo esté preparado. Una taza de café de 240 ml suele contener alrededor de 95-100 mg de cafeína.

En cuanto al té, la cantidad de cafeína puede variar dependiendo del tipo de té y cómo se prepara. Una taza de té verde tiene alrededor de 25-29 mg de cafeína, mientras que una taza de té negro puede tener alrededor de 47 mg de cafeína. El té matcha, como mencionamos antes, puede contener alrededor de 35 mg de cafeína por gramo.

Por lo tanto, si eliges combinar café y té durante el día, deberías ajustar las cantidades para asegurarte de no exceder el límite recomendado de cafeína. Podrías tomar una taza de café por la mañana y una o dos tazas de té más tarde en el día.

Como ves, cada tipo de té tiene su propio contenido de cafeína, y su impacto puede variar dependiendo de factores individuales y de la sensibilidad del bebé a la cafeína. Recuerda, moderar la ingesta de cafeína y prestar atención a cualquier cambio en el comportamiento de este. Al final del día, es importante recordar que cada madre y cada bebé son únicos. Si tienes dudas o preocupaciones, nunca dudes en buscar el consejo de un profesional de la salud. 

Para más información, consulta nuestro artículo sobre alimentos a evitar durante la lactancia.

¿Más preguntas?

Regístrate en nuestra newsletter y accede a información y descuentos exclusivos