Masaje perineal en el embarazo

Tabla de contenidos

Quizás ya estabas familiarizada con el suelo pélvico antes de estar embarazada e incluso hayas practicado alguna vez los famosos ejercicios Kegel para fortalecerlo. Pero es normal que no hubieras pensado en masajear la zona, hasta que tu matrona te recomienda el masaje perineal en el embarazo.

Por supuesto lo indicado es preguntar a tu matrona si tienes dudas, pero si has llegado a casa sin tener muy claro por dónde empezar, en este artículo queremos ayudarte a que aprendas un poco más sobre como hacer el masaje perineal y para ello, vamos a empezar por el principio.

¿Qué es el perineo y donde se encuentra en la mujer?

El perineo, también conocido como suelo pélvico es un conjunto de músculos y tejidos que se encuentran en la parte inferior de la pelvis. Estos músculos se sitúan entre el coxis y el pubis, alrededor de la vulva y el ano.

Funciones del perineo femenino

  • Controla los esfínteres: es el encargado de que tanto la micción como la defecación funcionen correctamente.
  • Función de sostén: sujeta el útero, la vejiga, el recto y la vagina.
  • Mejora las relaciones sexuales: un perineo tonificado puede ayudar a alcanzar mas placer durante el sexo.
  • Ayuda durante el parto: produce una contracción refleja en el útero  (reflejo expulsivo). Lo que provoca en la embarazada la necesidad de empujar durante el parto.

Masaje perineal en el embarazo

Es una medida preventiva que se realiza en mujeres embarazadas para ayudar a que la zona del perineo se encuentre más elástica, con la finalidad de protegerla del traumatismo durante el parto.

Aunque este masaje es una técnica de fisioterapia perineal, no necesita ser realizado por un especialista y puede hacerse en casa.

Ventajas

  • Aumento de la elasticidad y favorece la circulación sanguínea, facilitando la relajación de los músculos durante el parto.
  • Reducción de episiotomías, desgarros y del dolor posparto.
  • Es fácil de realizar y no puede provocar daño ni en la madre ni en el feto.
  • Ayuda a conocer tu cuerpo.
  • En algunos casos, promueve que tu pareja participe.

¿Cuándo empezar a realizar el masaje perineal?

Se recomienda empezar a realizarlo sobre la semana 32 de embarazo. Al menos un par de veces por semana y durante unos 5 o 10 minutos. Recuerda que la constancia es importante si deseas mejorar la elasticidad de la zona.

¿Cómo hacer el masaje perineal durante el embarazo?

Algunas matronas recomiendan que sea la pareja quien realice el masaje, siendo esta una actividad que puede unir a la pareja. Al estar el embarazo ya avanzado podría ser normal que sintieses que no alcanzas a realizar el masaje tu misma y podrías estar más relajada durante el mismo si te lo realiza alguien.

La posición ideal es semi sentada cómodamente en la cama por ejemplo y con un espejo delante. Pero si vas a realizarlo tú misma, aunque no resulte tan cómoda, sentada en el wc puedes hacerlo más fácilmente.

Se recomienda hacerlo después de una ducha caliente porque esto ayudará a que los músculos no estén tensos. También es importante vaciar la vejiga antes de hacerlo para que la uretra esté más relajada.

Lávate las manos antes y después del masaje. Usa un aceite específico para este tipo de masajes.

  • Introduce los dedos pulgares en la vagina 2-3 cm aproximadamente. Haz una ligera presión hacia el ano.
  • Realiza un suave movimiento de balanceo con los dedos pulgares, como el de las agujas del reloj (desde las 9 hasta las 3 horarias, ida y vuelta).
  • Realiza una suave presión hacia el ano y hacia fuera al mismo tiempo, durante 2-3 minutos aproximadamente.

Al principio es normal notar los músculos “rígidos” y un poco de molestia, con la práctica los tejidos se irán estirando y relajando.

Pero si sientes dolor o demasiada molestia consulta con tu matrona. Ella te indicara como realizar el masaje perineal correctamente para evitar posibles daños.

¿Cuándo está contraindicado el masaje perineal?

Este tipo de masaje es una técnica fácil de realizar y bastante inocua que no necesita mucha preparación y aporta bastantes beneficios. Pero hay determinados casos en los que no estaría recomendada:

  • Varices vulvares
  • Infecciones vaginales o urinarias
  • Complicaciones en el embarazo

Si tienes una cesárea programada tampoco sería necesario. Consulta con tu matrona o ginecólogo si tienes cualquier duda al respecto.

Aceites recomendados para el masaje perineal

Para realizar el masaje podrías utilizar cualquier aceite natural (rosa mosqueta, almendras dulces, oliva, etc.). Nosotros recomendamos, entre otros productos, usar aceites específicos para este tipo de masaje para evitar cualquier tipo de irritación o intolerancia, al tratarse de una zona especialmente delicada.

Producto

¿Por qué nos gusta?

Precio

Desarrollados especificamente para zona intima. Con productos naturales y ambos pueden usarse después del parto para tratar posibles cicatrices de episiotomía o cesárea. Y respetan el PH de la zona íntima.

¿Más preguntas?

Regístrate en nuestra newsletter y accede a información y descuentos exclusivos