Tu bolsa del hospital: Guía para futuras mamás

Tabla de contenidos

El momento de ir al hospital para dar a luz es emocionante y lleno de expectativas. Para asegurarte de estar preparada y tranquila durante ese día tan especial, es fundamental tener lista una bolsa con todos los elementos necesarios para tu estancia en el hospital. En este artículo, te guiaremos a través de los pasos para preparar tu bolsa del hospital y te proporcionaremos una lista de productos indispensables. ¡Así que vamos a ponernos manos a la obra y asegurarnos de que tengas todo lo necesario para este emocionante viaje!

¿Cuándo empezar a preparar la bolsa del hospital?

Una de las preguntas más comunes que surgen es cuándo es el momento adecuado para comenzar a preparar la bolsa del hospital. Si bien cada embarazo es diferente, se recomienda tenerla lista, alrededor de la semana 36-37, especialmente si estás esperando gemelos o si tienes un historial de partos prematuros. Esto te dará tranquilidad y te permitirá tener todo lo necesario cuando llegue el momento.

Sin embargo, si sientes la necesidad de prepararla antes o después, siempre es mejor confiar en tu intuición y hacerlo cuando te sientas cómoda. Hay mamás que empiezan a prepararla a partir de la semana 30 de embarazo. Solo tienes que asegurarte de que la ropa que prepares te sirva en el momento de ir al hospital.

Preparando la bolsa para el hospital

Preparar la bolsa del hospital es una tarea emocionante y práctica que te ayudará a sentirte más segura y lista para recibir a tu bebé. Aquí tienes algunos consejos útiles para asegurarte de que tengas todo lo que necesitas:

  1. Elige una bolsa adecuada: Opta por una bolsa espaciosa y fácil de transportar, preferiblemente con compartimentos para mantener todo organizado. Puedes utilizar una maleta pequeña, una bolsa de fin de semana o incluso una mochila resistente.

  2. Haz una lista: Antes de comenzar, haz una lista detallada de los elementos esenciales que necesitarás tanto para ti como para el bebé. Esto te ayudará a mantener todo en orden y a no olvidar nada importante.

  3. Ropa cómoda y holgada: Prepara camisetas, pijamas, calcetines, ropa interior cómoda y una bata para tu estancia en el hospital. Elige prendas de algodón suave y holgadas que te brinden comodidad durante el trabajo de parto y el posparto.

  4. Artículos de higiene personal: No olvides incluir elementos esenciales como cepillo de dientes, pasta dental, champú, acondicionador, jabón, desodorante y toallas higiénicas. También puedes llevar tus productos de cuidado facial y cualquier artículo adicional que consideres necesario para tu comodidad personal.

  5. Artículos para la lactancia: Si planeas amamantar, asegúrate de llevar sujetadores de lactancia cómodos, discos absorbentes para los pezones, crema para pezones y un sacaleches si deseas utilizarla.

  6. Artículos para el bebé: Prepara algunos conjuntos de ropa para el bebé, pañales, toallitas húmedas, mantas, gorritos y calcetines. También es recomendable llevar una caja para guardar recuerdos como la pulsera del hospital, una tarjeta de nacimiento y las primeras fotos.

  7. Documentos importantes: No olvides empacar tu documentación personal, como tu DNI, tarjeta sanitaria, informes médicos relevantes y cualquier documento necesario para el registro del bebé.

En nuestro artículo Preparando la bolsa del hospital: ¡Todo lo que necesitas!, te damos un listado de nuestros productos favoritos a la hora de preparar la bolsa de hospital.

¿Qué necesitas para tu bebé en la bolsa del hospital?

  1. Ropa para recién nacido: ten listos varios conjuntos de ropa para tu bebé, incluyendo bodies, pijamas, gorritos, calcetines y mantas. Opta por prendas suaves y cómodas, preferiblemente de algodón, que sean fáciles de poner y quitar.

  2. Pañales y toallitas húmedas: Asegúrate de llevar suficientes pañales desechables para tu bebé durante tu estancia en el hospital. También es conveniente tener toallitas húmedas para limpiar al bebé.

  3. Productos de higiene: Incluye productos de higiene básicos para tu bebé, como crema para el culito y una esponja suave. También puedes llevar aceite para masajes o lociones para hidratar su delicada piel.

  4. Chupetes y biberones: Si planeas usar chupete o alimentar a tu bebé con biberón, lleva algunos de reserva en caso de necesidad. Asegúrate de que sean adecuados para recién nacidos y estén esterilizados.

  5. Manta y arrullo: Una manta suave y un arrullo son útiles para mantener a tu bebé abrigado y cómodo durante su estadía en el hospital.

  6. Tarjetas y documentos: No olvides llevar contigo las tarjetas de identificación y los documentos necesarios para el registro de tu bebé, si se puede hacer en el hospital. Si no tendrás algunos días para ir al registro y rellenar los documentos.

Recuerda que algunos hospitales pueden proporcionar ciertos productos para el cuidado del bebé durante tu estancia, pero es mejor asegurarte consultando con tu médico o comadrona para saber qué se proporciona y qué necesitarás llevar por tu cuenta.

Preguntas frecuentes

¿Es necesario llevar mis propios pañales al hospital?

La mayoría de los hospitales proporcionan pañales para recién nacidos, pero si tienes una marca específica que prefieres usar, puedes llevar algunos extras por si acaso.

¿Necesito llevar comida y bebida?

Por lo general, los hospitales proporcionan comidas para las mamás durante su estadía. Sin embargo, puedes llevar algunos snacks saludables y una botella de agua para mantenerte hidratada durante el trabajo de parto. 

¿Cuántas mudas de ropa debo llevar para mi bebé?

Recomendamos llevar al menos 4-5 conjuntos de ropa para recién nacidos. Esto te asegurará tener suficiente ropa para cambios frecuentes debido a los escapes de pañal o cualquier otro percance.

¿Necesito llevar productos de cuidado para el cordón umbilical?

Por lo general, los hospitales proporcionan los suministros necesarios para el cuidado del cordón umbilical, como alcohol y gasas estériles. Sin embargo, es una buena idea preguntar a tu médico o comadrona si debes llevar algo específico en caso de que tengan alguna recomendación especial.

¿Es necesario llevar una silla de coche para el bebé al salir del hospital?

Sí, es obligatorio tener una silla de coche adecuada para recién nacidos antes de llevar a tu bebé a casa. Asegúrate de tenerla instalada correctamente y lista para usar antes de ir al hospital.

¿Debo llevar mi propia almohada?

Muchos hospitales proporcionan almohadas, pero si tienes una almohada especial que te brinda comodidad adicional, puedes llevarla contigo. Asegúrate de marcarla claramente para evitar que se confunda con las almohadas del hospital.

¿Es necesario llevar fórmula infantil si planeo amamantar?

Si planeas amamantar exclusivamente, no es necesario llevar fórmula infantil. Sin embargo, si tienes alguna preocupación o necesidad específica, es mejor consultarlo con tu médico o comadrona antes de la llegada al hospital.

¿Debe mi acompañante llevar su propia comida?

Es recomendable que la persona que vaya a acompañarte lleve algo de comida y bebida para sí mismo. Las cafeterías de los hospitales no siempre están disponibles las 24 horas del día.

Tener algunos snacks saludables, como barritas de muesli, frutos secos o fruta, puede ser útil para mantener a tu acompañante con energía durante el proceso de parto y en los momentos posteriores. Llevar tus propias botellas de agua o bebidas deportivas también puede ser una buena idea.

Recuerda que cada experiencia y cada hospital pueden ser diferentes, por lo que es importante comunicarte con tu médico o comadrona para obtener instrucciones específicas sobre lo que debes llevar en tu bolsa del hospital.

¿Más preguntas?

Regístrate en nuestra newsletter y accede a información y descuentos exclusivos