Almohada de embarazo y lactancia

Tabla de contenidos

¿Pensando en comprar una almohada de embarazo y lactancia? Durante el embarazo es muy importante el descanso y si eliges la adecuada, esta puede convertirse en una buena inversión.

La gente te dirá que aproveches y duermas todo lo que puedas ahora, porque cuando nazca el bebé será más difícil. Y aunque lo intentes, llega un momento durante esos 9 meses, en el que tu postura favorita para dormir ya no es tan cómoda. Aparecen los dolores de espalda, la acidez de estómago, el peso de la barriga, las pataditas del bebé, los nervios, el insomnio… Y todo esto dificultará tu descanso. Llegados al último trimestre, incluso el poder respirar bien, se convertirá en algo complicado. Por eso resulta tentador tener una pequeña ayuda para sobrellevar estas molestias.

Ventajas de las almohadas para el embarazo y lactancia

Las has visto en casa de tus amigas y online, te las han recomendado y algunas embarazadas juran que no pueden vivir (o dormir) sin ellas. Pero si aún tienes dudas, algunas de las principales ventajas de este tipo de almohadas son:

  • Se adaptan a la forma de tu cuerpo, ayudándote a adquirir una mejor postura para tu espalda y mejorando los calambres en las piernas.
  • Sujetan el peso de la barriga haciendo más fácil el dormir de lado.
  • Ayudan a no moverse tanto durante la noche y mantener la postura de manera natural. Seguramente tu ginecólogo te haya recomendado dormir sobre el lado izquierdo, lo cual es difícil cuando estás dormida y no eres consciente de sí te estás moviendo.
  • Ayudan con los ronquidos y la acidez estomacal.
  • Se lavan fácilmente en la lavadora. Busca una con funda extraíble. 
  • También pueden servirte durante la lactancia.


Ahora si ya has decidido que quieres una almohada de embarazo, el siguiente paso es saber que tipo de almohada necesitas. Las puedes encontrar de diferentes formas, precios y con diferentes funciones, toma tu tiempo para pensar cuál puede adaptarse mejor a tus necesidades y ¡a tu bolsillo!.

Tipos de almohadas de embarazo

Existen diferentes modelos en el mercado, cada una con diferentes funciones o para diferentes situaciones, a continuación te detallamos algunos de los modelos más populares.

  • Almohada en forma de U te permite apoyar la barriga cuando descansas de lado así como la cabeza, puedes ponerla entre tus piernas para descansar las rodillas y también sirve de soporte para la espalda al sentarse. Puede ser usada después del embarazo para dejar al bebé sobre la cama (siempre bajo supervisión) o para sentarte a dar el biberón.
    A favor: abrazan todo tu cuerpo por lo que son muy cómodas durante el embarazo. También para usar después durante la lactancia. Mejor para dormir de espaldas. En contra: pueden ser muy aparatosas de transportar y ocupar mucho espacio en la cama.
  • Almohada en forma de C más pequeñas que las de U, ideal para reposar la barriga y para poner entre las piernas, descansando rodillas y tobillos. A favor: más fáciles de manejar.
  • Almohada en forma de media luna se usan durante la lactancia, para apoyar al bebé y ayudar a tu espalda a adquirir una posición correcta. No suelen ser útiles durante el embarazo.
  • Almohada alargada y recta puede hacer la misma función que las que tienen forma de C, apoyar la barriga y para ponerla entre las rodillas, pero necesitarás otra almohada para la cabeza. Menos ergonómica. Esta podría ser la almohada de cama doble de toda la vida.

Trucos para el uso de las almohadas de embarazo

A continuación te dejamos unos trucos para sacarle el máximo partido a tu almohada.

  1. Apoya el cuello y la cabeza manteniendo tu espalda lo más recta posible.
  2. Ponla entre tus piernas para relajar las rodillas y los tobillos. O debajo para mejorar la circulación y la hinchazón.
  3. Úsala también cuando te sientes a leer o ver la tele.
  4. Para la lactancia, colócala alrededor de tu cuerpo y apoya el brazo que sujeta al bebé, te ayudará a mantener al bebé en alto para un mejor agarre al pecho, sin tener que sujetar su peso.

Almohada de embarazo recomendada

Este modelo en forma de C, es el que hemos probado y podemos recomendarte: Almohada para embarazo y lactancia Niimo. Pincha aquí para verla en Amazon.

Con una valoración en Amazon de 4,5 sobre 5 estrellas. Tanto por su precio como por su versatilidad, nos parece una buena elección. 

Con funda extraíble y lavable a máquina. Podrás usarla para dormir durante el embarazo y como cojín de lactancia. Incluso gracias a un botón que tiene, podrás cerrarla y usarla como “nido” para dejar al bebe sobre tu cama (siempre bajo supervisión)


Ahora que ya sabes un poco más sobre las almohadas de embarazo y lactancia, solo te queda decidir cuál es el modelo que mejor se adapta a ti, nunca mejor dicho.

¿Más preguntas?

Regístrate en nuestra newsletter y accede a información y descuentos exclusivos