Buscar

16 Semanas de Embarazo

Tabla de contenidos

A las 16 semanas, estás oficialmente embarazada de 4 meses.

A medida que avanza el segundo trimestre, tu bebé crece rápidamente y tú también puedes empezar a ver cambios en tu propio cuerpo, así que si todavía no has ido a comprar ropa premamá, ahora es el momento.

Tu bebé en la semana 16

Sensible a la luz

Esta semana, los ojos de tu bebé realizan pequeños movimientos de lado a lado y pueden percibir algo de luz, aunque todavía estén cerrados.

El reflejo de succión

El hábito de chuparse el dedo de muchos recién nacidos puede haber comenzado ya. A las 16 semanas, los bebés pueden hacer movimientos de succión.

Un corazón fuerte

El sistema circulatorio del futuro bebé ya está en marcha y (empieza) a funcionar. De hecho, ese pequeño corazón puede bombear unos 25 litros de sangre al día.

¿Cuántos meses son 16 Semanas de Embarazo?​

Si estás embarazada de 16 semanas, estás en el mes 4 de tu embarazo. Sólo faltan 5 meses.

¿Todavía tienes dudas? ¡Consulta nuestra calculadora de embarazo y parto!

¿Qué tamaño tiene mi bebé a las 16 semanas?

Tu bebé pesa ahora sobre 110 gramos y mide entre 12 centímetros. Tu bebé es del tamaño de un aguacate.

La columna vertebral y los pequeños músculos de la espalda de tu bebé están ganando fuerza, por lo que puede enderezar aún más la cabeza y el cuello.

Los ojos del bebé funcionan

Gracias al desarrollo de los músculos faciales, tu bebé es capaz de fruncir el ceño y entornar los ojos, incluso en esta fase temprana.

Los preciosos ojos del bebé también funcionan por fin, haciendo pequeños movimientos de lado a lado y percibiendo la luz, aunque los párpados todavía están cerrados. ¡Cucú!

La piel del bebé es transparente

Tu feto también se está convirtiendo en un mirón, con una cara que empieza a parecer más humana, pero un mirón delgado, ya que todavía no tiene grasa de bebé.

Y esto es lo que pasa con la piel del bebé: Ahora es prácticamente translúcida, así que si echaras un vistazo al interior de tu útero, podrías ver los vasos sanguíneos de tu bebé bajo esa fina piel.

El bebé pronto oirá tu voz

Escucha: Los huesos diminutos de los oídos del feto están en su sitio, lo que hace probable que el bebé pronto pueda oír tu voz (o algo parecido) cuando le hablas. Por lo general, los bebés desarrollan plenamente la capacidad de oír en el útero a las 18 semanas de embarazo.

De hecho, los estudios han descubierto que los bebés que escuchan una canción mientras están en el vientre materno reconocen la misma melodía cuando se les canta después de nacer, así que elige tus nanas teniendo esto en cuenta.

Tu cuerpo en la semana 16 de embarazo

Rápido crecimiento

En la semana 16 de embarazo, tu útero crece más o menos al mismo ritmo que el de tu bebé, es decir, muy rápido. – y está llegando a un punto en el que es posible que ya no puedas ocultar tu embarazo, aunque quieras.

También es probable que sigas disfrutando de la relativa felicidad del segundo trimestre, sobre todo en comparación con el primero, y pronto podrás ver más de tu bebé en la ecografía de dentro de unas semanas.

El aumento de peso durante el embarazo

Puede ser duro ver cómo aumentas de peso durante el embarazo, incluso cuando sabes que hay una razón maravillosa para ello, pero intenta aceptar la nueva forma de tu cuerpo y piensa en cada kilo que ganas como un signo de buena salud para ti y para tu bebé.

Mientras comas bien durante el embarazo, minimizando la comida basura y maximizando los alimentos ricos en nutrientes, y haciendo ejercicio regularmente, estarás bien a largo plazo.

Recuerda que cada mujer gana y pierde peso durante el embarazo a un ritmo diferente.

Una forma de mostrar tu forma cambiante un poco de amor esta semana y sentirte mejor contigo misma en el proceso: Compra una prenda o accesorio que te haga sentir guapa con tu nueva talla -¡y no te olvides de comprar ropa interior que te quede bien!

Congestión nasal

Tu útero no es lo único que empieza a hincharse. También pueden hacerlo las membranas mucosas de tu nariz debido a todas las hormonas del embarazo que circulan por tu cuerpo, que también están aumentando el flujo sanguíneo. ¿El resultado? Tu nariz probablemente ya lo sabe: congestión del embarazo y posiblemente incluso hemorragias nasales.

Por desgracia, la congestión puede empeorar a medida que avanza el embarazo, pero es probable que tu médico no te prescriba ningún medicamento ni aerosol nasal antihistamínico para ayudar a despejar las cosas, pero pregúntale si te recomienda otra cosa en su lugar.

Puedes probar con seguridad los aerosoles salinos o las tiras nasales, sobre todo si la congestión da un giro hacia lo verdaderamente incómodo. Un humidificador en la habitación y un poco de vaselina bajo la nariz también pueden ayudar a superar la sequedad asociada a la congestión.

¿Qué tamaño tiene la barriga de 16 semanas?

A las 16 semanas de embarazo, es posible que estés en la fase en la que tu barriga tiene claramente un bebé dentro. Es probable que tu aumento de peso y el de tu bebé hayan aumentado considerablemente y que ambos sigan creciendo.

Pero todas las barrigas a las 16 semanas son diferentes, y normales. Lo creas o no, a algunas mujeres todavía no se les nota mucho a las 16 semanas de embarazo, mientras que otras tienen protuberancias pronunciadas.

La gran variedad de barrigas puede atribuirse a todo, desde el tamaño y la forma de la mujer hasta si se trata del primer embarazo o del segundo, tercero o cuarto.

Hagas lo que hagas, no compares tu barriga de embarazada de 16 semanas con la de los demás y no te preocupes demasiado. Todo está bien.

No obstante, si sigues preocupada o tienes dudas sobre tu tamaño, habla con tu médico para que te tranquilice.

Síntomas del embarazo Semana 16

Crecimiento continuado de los pechos

¿Te sientes abrumada por el constante crecimiento de tus pechos? No te preocupes: después del parto y el destete, si decides dar el pecho, deberían volver a su tamaño anterior al embarazo.

Estreñimiento

Además de que las hormonas del embarazo hacen que tu tracto gastrointestinal se vuelva lento, tu útero en expansión está ejerciendo presión sobre tus intestinos, lo que puede retrasar las cosas significativamente. Intenta aumentar la cantidad de líquido que bebes para que todo siga avanzando.

Aumento del flujo vaginal

Aunque el flujo vaginal es realmente beneficioso para tu cuerpo -protege el canal de parto de las infecciones- puede que no te resulte cómodo. Sin embargo, no caigas en la tentación de probar duchas vaginales o toallitas femeninas, ya que pueden irritar el tracto genital y provocar una infección.

Venas varicosas

¿Una forma de minimizar la hinchazón de los vasos sanguíneos de las piernas? Mantén un aumento de peso saludable y gradual, y mantente dentro del rango recomendado, porque el peso extra aumenta la carga en tu sistema circulatorio.

Dolores de espalda

A medida que aumenta tu barriga, la parte baja de la espalda se curva más de lo normal para acomodar la carga, lo que provoca tensiones en los músculos de la espalda. Intenta aliviar estos músculos doloridos dándote un masaje prenatal, incluso con tu pareja, o tomando un baño o ducha caliente.

Sangrado de las encías

¿Has notado que te sangran las encías después del cepillado? Eso se debe a que las hormonas del embarazo están provocando la inflamación de las encías, haciéndolas más susceptibles a las bacterias, la irritación y el sangrado.

Aunque esto es normal, es importante que sigas utilizando el hilo dental y el cepillado con regularidad. Además, acude al dentista al menos una vez durante el embarazo para evitar las enfermedades de las encías, que pueden causar complicaciones en el embarazo si no se tratan.

 

CONSEJOS PARA LA SEMANA 16 DEL embarazo

Elige sopas

Sea cual sea la estación del año, las sopas son una buena comida de mediodía. Pueden ser tan sustanciosas como quieras, combinan bien con otras -te miramos a ti, sándwiches- y suelen estar llenas de proteínas y fibra.

Tómalas frías o calientes, y haz una doble tanda de sopa para poder congelar algunas para otra ocasión.

Cambia a la ropa interior de algodón

El aumento del flujo vaginal -conocido en el lenguaje médico como leucorrea- suele ser uno de los primeros signos del embarazo.

Además, suele llegar para quedarse durante el embarazo, y es probable que la cantidad aumente a medida que éste avanza.

No te preocupes: esta secreción blanca y fina es perfectamente normal y saludable. Sólo tienes que mantener la zona limpia y seca bañándote con regularidad y usando ropa interior de algodón transpirable.

Si te preocupa lo que ves, llama a tu médico.

Utiliza un humidificador

Esa molesta congestión nasal -y a veces incluso las hemorragias nasales que la acompañan, sobre todo si te suenas a menudo- suele empezar alrededor de la semana 16 de embarazo.

Por desgracia, suelen quedarse y a veces empeoran hasta el final. Intenta utilizar una olla Neti con agua destilada embotellada y un humidificador para humedecer tu nariz seca.

Apuesta por las buenas calorías cuando hagas ejercicio

Cuando estás embarazada, puedes ingerir entre 100 y 200 calorías más por cada media hora de ejercicio extenuante que hagas.

Pero elige bien esas calorías comiendo alimentos ricos en nutrientes que no anulen los beneficios de todo tu duro trabajo.

Intenta evitar esa barra de chocolate que estabas a punto de coger. (En su lugar, opta por un batido o una barrita de granola y yogur, unas rodajas de manzana untadas con mantequilla de almendras o de cacahuete, o galletas integrales y queso.

Controla el dolor de espalda

¿Te duele la espalda? En lugar de tumbarte en el sofá, prueba a hacer un poco de yoga suave o pilates.

Ambos ayudan a estirar y aflojar la columna vertebral y a liberar la tensión, que puede ser una de las principales causas del dolor de espalda.

Otra ventaja: el yoga y el pilates aumentan tus niveles generales de energía y estado de ánimo, por lo que podrás sobrellevar mejor los dolores del embarazo que te queden.

También puedes hacer movimientos sencillos que fortalezcan los músculos abdominales, lo que, a su vez, reducirá la tensión en la zona lumbar. (Pero recuerda que no debes hacer ejercicio con la espalda ahora que estás bien entrada en el segundo trimestre).

Apuesta por las verduras

Acostúmbrate a tomar una ensalada o verduras a la plancha, o a saltear verduras de hoja verde como las espinacas, la escarola o el brócoli como guarnición.

Las sopas de lentejas, alubias y verduras también son una buena opción, al igual que los caldos y sopas de tomate.

Prepárate para la prueba cuádruple

La prueba cuádruple es un análisis de sangre que mide los niveles de cuatro sustancias producidas por el feto y la placenta, que pasan al torrente sanguíneo de la madre.

Los resultados le indican la probabilidad de que esté embarazada de un niño con una anomalía cromosómica o un defecto del tubo neural.

Los resultados del cribado Quad pueden combinarse con los del cribado de translucencia nucal (TN) o las pruebas prenatales no invasivas (NIPT) para ofrecerle una evaluación más precisa.

¿Más preguntas?

Regístrate en nuestra newsletter y accede a información y descuentos exclusivos